COVID-19

Debido a las medidas recomendadas por el Ministerio de Salud de la Nación y el COE Córdoba se han adaptado los consultorios a fin de mejorar la condiciones sanitarias para proteger a nuestros pacientes y profesionales:

[

Habrá disponibilidad de horas separadas por 30 minutos, siendo en este tiempo responsabilidad del profesional higienizarse y cambiarse de ropa al ingresar y retirarse del Centro, y limpiar y desinfectar el consultorio luego de su uso. La extensión de la consulta no puede ocupar los 30 minutos que están pensados sólo para la higiene y el cambio de ropa, la desinfección y ventilación del espacio, y evitar el cruzamiento de personas.

NO citar paciente que evidencien:

a- Fiebre (37.5° o +) y dificultades respiratorias, tos, dolor al tragar, alteraciones en la percepción del gusto u olfato, y que tenga historial de viaje fuera del país o historial de viaje o residencia en zonas de transmisión local (ya sea comunitaria o por conglomerados).

b- Sea contacto estrecho de caso confirmado de COVID-19, que presente síntomas indicados en inciso “a”.

Previo a la consulta se debe realizar TRIAGE correspondiente a COVID-19, por teléfono o Formulario WEB, hacerlo antes de que el paciente ingrese al Centro.

Puede haber un máximo de 6 personas en el Centro: 1 paciente en cada consultorio con 1 profesional, y sólo de ser necesario 1 acompañante por paciente en cada sala de espera.

Toda persona que ingrese o permanezca en el Centro debe hacer uso de barbijo.

Mantener distancia de 2 metros entre personas. No entrar en contacto físico.

Se permite apertura de ventanas para ventilación. Deben quedar cerradas al finalizar la consulta (el viento rompe los vidrios).

Se dispone de jabón líquido para el lavado de manos entre paciente y paciente. Tras el uso del dispenser regresarlo a su lugar (no dejar en el baño).

El rociador con alcohol es para desinfección de manos y superficies (silla, picaporte, escritorio, lapicera, llaves, etc.). A su ingreso se debe rociar las manos del paciente y sus elementos.

El rociador con lavandina diluida es para humedecer el trapo de piso colocado en la entrada, para desinfectar el calzado.

Por cuestiones de higiene se retiraron los utensilios de la cocina. Se mantienen los insumos para infusiones, el dispenser de agua, y elementos de limpieza, pero es responsabilidad de cada profesional llevar sus elementos personales (taza, vasos, cucharas, etc.) y retirarlos tras su uso.

Se sugiere que durante la atención los profesionales se recojan el cabello y eviten el uso de elementos personales (reloj, aros, pulseras, collares, etc.)

El Centro cuenta con atención médica de EMI